• CPL Centro de Psicomotricidad y Logopedia

EL MASAJE INFANTIL

La piel es el órgano más grande del ser humano: posee millones de receptores del tacto que participan en esa forma de comunicación tan íntima e intensa que es el contacto físico. Además, el tacto es el primero de los sentidos que desarrolla el ser humano. A través del masaje, se produce la liberación de sustancias que aumentan la sensación de bienestar en el cuerpo.


Muchas veces, las caricias de mamá pueden aliviar el dolor de un raspón en la rodilla.


El masaje infantil no solo aporta felicidad y tranquilidad al bebé, sino que también fortalece el vínculo afectivo con el adulto que lo realiza. Se puede realizar a partir de la tercera semana de vida y es una práctica muy recomendable que se lleva practicando en la India desde hace generaciones.


¿CÓMO COMIENZO A DAR UN MASAJE A MI BEBÉ?


Lo primero es crear un entorno adecuado para el momento: podemos caldear la habitación para que esté a una temperatura agradable, bajar la luz y poner una música relajante.


Además, es muy importante elegir bien el momento del día en el que llevaremos a cabo el masaje: lo ideal es después del baño, antes de dormir o después de comer.


Por otro lado, debemos asegurarnos de que el momento también es idóneo para nosotros, los adultos, es decir, intentaremos estar tranquilos, sin prisas ni tensiones, pues de lo contrario transmitiremos todo ese estrés al bebé.


Por último, antes de comenzar con el masaje propiamente dicho, debemos pedir permiso al bebé para llevarlo a cabo: con caricias, gestos y palabras amables o cantando una canción. Si observamos que se muestra receptivo, ¡es el momento de comenzar con el masaje!


¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS PARA EL BEBÉ?


  • Facilita la digestión

  • Trabaja el sistema neurológico

  • Fortifica el sistema inmunológico y respiratorio

  • Favorece el sistema circulatorio y endocrino

  • Mejora el sueño

  • Ayuda a la liberación de gases por los cólicos

  • Aumenta la autoestima

  • Ayuda a relajarse, liberar tensión y a conocer su propio cuerpo

  • Mejora el vínculo con la figura de referencia

Si te interesa conocer más acerca del masaje infantil, en CPL realizamos talleres para familias con bebés en los que practicamos juntos y profundizamos en este precioso mundo. ¡No dudes en llamarnos para apuntarte al próximo curso! Plazas limitadas y grupos reducidos.

12 vistas

Entradas Recientes

Ver todo